Julio 4, 2018
Nuestra compañia

Claudio Albarracin, Country Manager de San Miguel en Perú, comparte su balance de los primeros meses de operación y sus expectativas para los próximos meses de trabajo.

1. ¿Cuáles son tus primeras conclusiones luego de estos meses de operación de San Miguel en Perú?

Las posibilidades que ofrece Perú han superado nuestras expectativas iniciales, tanto en el aspecto agronómico de los cultivos, como en el clima de negocios que existe en el sector. La imagen positiva que ha construido y sigue construyendo año tras año la agricultura peruana, basándose en la reconocida calidad de sus frutas, nos ha sorprendido gratamente a todos.

2. ¿Cómo está trabajando el equipo de San Miguel Perú?

El primer punto a destacar es el muy buen nivel de los profesionales peruanos en general. Respecto de nuestro equipo, estamos en la fase de unirnos y complementarnos, buscando alcanzar un desempeño de alta performance. La compañía nos potencia con todo su expertise, su conocimiento y el acceso a los principales mercados del mundo. Nosotros, desde Perú, contribuímos al negocio global con la diversificación de portfolio agregando paltas y uvas de mesa, mayor escala de volumen en cítricos dulces y una salida al Océano Pacífico que nos permite llegar en tiempos más cortos hacia Norteamérica, Europa y Asia.

3. ¿Cómo se desarrollaron las primeras cosechas de uva y palta?

La campaña 2017/2018 de uvas fue un éxito. Obtuvimos muy buenos rendimientos por tratarse de una primera cosecha y, sobre todo, muy buena calidad de producto con calibres de uvas grandes, lo cual fue muy valorado por los clientes.

En cuanto a la campaña de paltas, logramos importantes mejoras respecto de campañas anteriores, trabajando muy intensamente desde el manejo agrícola, replanteándonos una nueva estrategia de riego, fertilización y poda. Eso nos permitió incrementar los rendimientos de la cosecha.

Destaco como una gran oportunidad a capitalizar en próximas campañas, el hecho de que nuestra variedad de uva de mesa premium Sweet Globe fue muy bien recibida en China, lo que nos abre una importante expectativa de negocios para el futuro.

4. ¿Se cumplieron las expectativas que tenían inicialmente?

Sí. De hecho, nuestras pronósticos iniciales han sido superados ampliamente. Esto nos pone muy contentos a todos, especialmente con la performance de los cultivos y del negocio en general en Perú.

5. Ya está en pleno desarrollo la campaña de mandarinas: ¿Cuáles son las expectativas?

Sí, ya hemos concluido la campaña de Satsumas y comenzamos con la cosecha de W.Murcott/Tango, con grandes expectativas y buena cantidad y calidad de fruta en árbol. Podría darse una cosecha récord en las regiones de Chincha y Chepén, dado el muy buen desempeño de la variedad Tango en esa zona del norte.

6. ¿Qué perspectivas tienen para lo que resta de 2018?

Para lo que resta del año tenemos que completar la mencionada campaña de mandarinas, al mismo tiempo que asegurar la campaña de uvas, en la cual estamos atravesando la etapa de poda de cosecha. Trabajar en simultáneo con cultivos tan diferentes es un gran desafío que el profesionalismo de nuestro equipo lleva adelante con naturalidad.

7. ¿Qué otros desafíos les esperan de cara a 2019?

Si bien este primer año estuvo mayormente enfocado en el conocimiento, la conformación y la consolidación de equipos, el próximo año tenemos el enorme desafío de pasar a la etapa de desarrollo y eficientización de nuestras operaciones. Todo esto, sin dejar de lado las oportunidades de crecimiento que se nos presenten en el camino. Es un gran desafío que recién comienza.