Noviembre 29, 2018
Nuestra empresa

Los fondos apuntan a promover el empleo y las exportaciones en la agroindustria, con expansión en la región y aumento de volúmenes. El préstamo representa un apoyo fundamental para el sector.

San Miguel recibió, a través de Rabobank, IFC y BID Invests, este importante aporte para su operación que favorecerá el crecimiento de la compañía y de la industria durante los próximos años.

El plan de crecimiento de San Miguel implica aumentar niveles de producción en todos los países donde opera. Esto implica seguir posicionándose como una de las empresas líderes del hemisferio sur como proveedora de cítricos, generando empleo a productores locales y garantizando la productividad de la industria.

El préstamo ayudará a potenciar el trabajo conjunto entre el sector privado y el Estado, el cual ha abierto las posibilidades no solo para importar al mercado americano, sino también al mercado brasileño y el mexicano.

La naturaleza de nuestro negocio cuenta con activos de muy largo plazo, los principales son campos con plantaciones, cultivos que duran hasta 30 años.

Por eso, es de gran importancia que contemos con una estructura de capital con plazos flexibles y de largo alcance. Desde que un árbol se planta, hasta que entra en un nivel de productividad autosuficiente, en términos de flujos, pasa un periodo muy extenso al que dedicamos, trabajo e innovación.

Los cítricos se encuentran entre las frutas más populares del mundo. En los últimos cinco años, la demanda mundial de aceite de limón y cítricos dulces como la naranja y la mandarina han estado creciendo a más del tres por ciento anual.

Además, con nuestra ampliación del portfolio a nuevas frutas como la uva y la palta, las posibilidades de llegar a nuevos mercados y consumidores se afianzan día a día. El apoyo de estas entidades es un aliciente para seguir innovando, creciendo y llegando a miles de hogares en todo el mundo con productos de calidad premium.