Octubre 29, 2019
Sustentabilidad

Junto a Fundación ProYungas realizamos relevamientos periódicos para monitorear el estado general de los bosques y sus cursos de agua.

Desde 2016, junto a la Fundación ProYungas, llevamos adelante el programa Paisaje Productivo Protegido, destinado a preservar los bosques nativos y  asegurar la convivencia en armonía con la biodiversidad en los sitios donde desarrollamos nuestro trabajo.

Las Yungas tienen un papel central en la regulación hídrica de los arroyos y ríos, fundamentales para la producción agrícola de la región y el desarrollo de las comunidades. Además, absorben los gases de efecto invernadero para liberar oxígeno, actuando así como sumidero de las emisiones generadas en la actividad productiva.

Para velar por la calidad de agua en los arroyos de nuestras fincas, junto a Fundación ProYungas,  este año realizamos un diagnóstico de la calidad del ambiente acuático incluyendo un relevamiento de la biodiversidad de macroinvertebrados acuáticos y de la calidad de ambiente acuático en cuatro tramos de cursos de agua que transcurren por la Finca Luz María.

Se muestrearon los ríos Famaillá y Colorado y dos arroyos pequeños, afluentes de cada uno de los ríos mencionados y se tomaron datos de vegetación terrestre marginal,bosque de ribera, granulometría de sustrato, así como también estimaciones cualitativas de ancho del cauce, velocidad de corriente, presencia de modificaciones o alteraciones en el lecho.

El resultado de la investigación correspondiente al período hidrológico 2019, reveló que los cursos de agua presentan una calidad ecológica del ambiente acuático que va de buena a excelente, dando cuenta de una diversidad de macroinvertebrados elevada (54 taxones encontrados en total). Así lo determinan varios índices biológicos calculados en el estudio en cuestión.

Preservar la calidad de nuestro suelo, de nuestra agua y la puesta en valor de la biodiversidad es fundamental para asegurar que operamos de manera sustentable en todas las dimensiones que abarca nuestro trabajo. Porque somos parte del mundo que habitamos y trabajamos pensando en un futuro mejor.