Octubre 1, 2018
Comunidad

En Perú, dimos los primeros pasos en nuestro programa de vinculación comunitaria en Perú, a partir de la participación en la comunidad escolar vecina a nuestras operaciones de Chincha.

Nos enorgullece ser parte de las comunidades en las trabajamos, por eso procuramos generar transformaciones positivas en nuestras áreas de influencia.

A partir del inicio de nuestras operaciones en Perú, aplicamos allí nuestro programa global de sustentabilidad. Una de las primeras iniciativas fue poner en valor el patio del Colegio Santa Ana, lindero a nuestra planta de empaque en Chincha, a través de la construcción de una losa deportiva.

El espacio escolar, que era antiguamente de tierra, hoy se ha transformado en un lugar de usos múltiples para que los 260  alumnos puedan disfrutar de todas sus actividades. 

La inauguración de esta obra tan esperada reunió a las familias de la escuela y los alumnos de primaria estrenaron la nueva cancha con un partido de fútbol. Al terminar las madres agasajaron a los representantes de San Miguel con un almuerzo de camaradería y una comida típica de la región, como forma de agradecimiento. 

En San Miguel consideramos la educación como pilar fundamental del desarrollo de nuestras comunidades y, por tanto, foco principal de nuestros esfuerzos de sustentabilidad. A su vez, promovemos el deporte como una manera de fomentar valores y una vida saludable.