Marzo 18, 2021
Novedades

El programa creado por San Miguel y la Fundación para el Desarrollo de Tucumán acompaña a más de 30 emprendedoras que desarrollan sus proyectos laborales en las localidades tucumanas de Famaillá y Alderetes.

En San Miguel creemos en el poder transformador de las personas y en que ellas son las reales agentes del cambio. En el caso de las mujeres rurales esto cobra particular relevancia porque su proyección y educación motoriza y propicia el desarrollo de todas sus familias.

Por eso -en alianza con Fundación para el Desarrollo de Tucumán- llevamos adelante el Programa Germinar, un espacio de formación para el empoderamiento de mujeres en el ámbito rural, a quienes acompañamos en el diseño y creación de sus propios microemprendimientos. 

Gracias a este programa ya son más de 30 las mujeres que llevan adelante su propio emprendimiento en barrios aledaños a las principales zonas de operación de San Miguel. La gran mayoría de ellas, madres o esposas de trabajadores agrícolas.

Germinar consta de talleres gratuitos en los que se desarrollan herramientas para que cada participante aprenda a idear, poner en marcha y hacer crecer su propio microemprendimiento. A lo largo del programa las emprendedoras plantearon objetivos y desarrollaron un plan de negocios, que luego les permitió acceder a un capital semilla destinado a financiar cada emprendimiento.

“Nos conocimos con Graciela en uno de los talleres y nos asociamos para hacer panadería artesanal. El taller nos abrió la mente. Elegimos hacer panadería porque vimos que es un rubro que hacía falta en esta zona. Tenemos todas las expectativas puestas en poder salir adelante gracias a esto”, cuenta Lorena, vecina del barrio Estación Padilla.

Además de lo realizado durante los últimos cinco años, el programa también tiene proyecciones de crecimiento: en 2020 se oficializó la personería jurídica de la Asociación Civil Germinar y comenzamos el acompañamiento a las mujeres para que puedan liderar y autogestionar la institución. Este año se inaugurará el Centro Productivo y de Formación Germinar, un espacio de capacitación y de encuentro para las emprendedoras locales, donde podrán formarse y desarrollar su actividad productiva.

“Desde San Miguel buscamos acompañar a las mujeres tucumanas en el desarrollo de sus habilidades personales y comunitarias, para empoderarlas y apoyarlas en su crecimiento personal y profesional. La Asociación Civil les permitirá ir ganando cada vez mayor autonomía y el Centro Productivo va a funcionar como punto de partida para el desarrollo de actividades que impacten positivamente en toda la comunidad. Estamos orgullosos de formar parte de su concreción”, dijo Mercedes Saraceni, Jefe Global de Comunicación Institucional e Inversión Social de San Miguel.

Con estas iniciativas estamos contribuyendo a los objetivos de “Trabajo decente y crecimiento económico”,“Igualdad de Género”, “Reducción de las desigualdades” y “Alianzas para lograr los objetivos” propuestas por Naciones Unidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).