Junio 9, 2021
Novedades

Por su alto contenido de vitamina C y sus propiedades antioxidantes, este cítrico ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a prevenir enfermedades.

Como aderezo de infinitas comidas, saborizante de infusiones o ingrediente fundamental en todo tipo de bebidas, el limón es una de las frutas más requeridas en hogares y restaurantes de todo el mundo. Su principal valor radica en que no solo el jugo tiene fines gastronómicos, sino también su cáscara y hollejo, que se aprovechan para la preparación de platos, postres y cocktails.

Pero más allá de su popularidad en el campo culinario, el uso extendido del limón en los cinco continentes tiene una explicación vinculada con el bienestar de las personas. Desde tiempos inmemoriales se lo relaciona con la buena salud y el desarrollo de defensas en el organismo debido a su aporte de vitaminas, minerales y fibra.

“La principal propiedad del limón es el aporte de vitamina C. Es un nutriente esencial porque el cuerpo no lo puede producir y debemos incorporarlo, preferentemente, a través de los alimentos”, dice Cristina Maceira, licenciada en Nutrición (MN 1390). Esta presencia de vitamina C ayuda al organismo a mejorar la absorción de hierro y a evitar situaciones de anemia.

Además de vitaminas, el limón es una fruta rica en fibra y minerales, como el calcio, el zinc, el fósforo, el cobre, el magnesio y el potasio. Algunos de estos minerales contribuyen con la hidratación y nos protegen de infecciones (el zinc y el magnesio), mientras que el potasio colabora con el cuidado del sistema nervioso y del cerebro.

Entre los componentes presentes en el limón que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico se encuentran los flavonoides y el ácido cítrico, dos tipos de antioxidantes. “El limón es un potente antioxidante e inhibe la formación de radicales libres, que son los responsables del envejecimiento y la muerte prematura de las células. Los antioxidantes previenen este envejecimiento de las células”, explica Cristina.

Para disfrutar de su aroma único y de sus propiedades beneficiosas para el organismo te recomendamos esta receta clásica de abadejo al limón. ¡Rápida, fácil, nutritiva y muy saludable!

Abadejo al limón

Ingredientes:

  • Dos filetes de abadejo
  • Dos limones
  • Una cebolla
  • 50 ml de caldo (preferentemente de pescado)
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal y pimienta

Preparación:

  1. Exprimir los dos limones en un plato de sopa. Salpimentar el abadejo y dejar reposar unos 20 minutos en el jugo de los limones.
  2. Calentar una sartén y agregar unas cucharadas de aceite de oliva. Sofreír la cebolla cortada en juliana y, cuando esté blanda, agregar el caldo. Reducir durante 5 minutos.
  3. Añadir el pescado con el jugo de los limones y un puñado de perejil picado.
  4. Cocinar el pescado 5 minutos por lado y retirar. Acompañar con puré o verduras hervidas.

Tip saludable: “Cuando se combina perejil (rico en hierro) con jugo de limón (rico en vitamina C) se garantiza la absorción de ese hierro”. Cristina Maceira, licenciada en Nutrición (MN 1390).