Abril 24, 2020
Novedades

En San Miguel estamos comprometidos a cuidar la salud de quienes continúan trabajando para garantizar el abastecimiento de nuestros productos a nivel global. 

En momentos tan inusuales y desafiantes como los que nos tocan vivir, estamos trabajando proactivamente para, entre todos, ayudar a disminuir el alcance del Covid-19. Este esfuerzo mancomunado, además de cuidar la salud de colaboradores, clientes y consumidores, tiene como finalidad mantener nuestras operaciones para asegurar el abastecimiento de cítricos y sus derivados en diferentes mercados del mundo. 

Desde el inicio de la pandemia, nuestra prioridad está enfocada en cuidar a nuestros colaboradores, a sus familias, a nuestros clientes y a toda la cadena de valor. Por eso conformamos un Comité de Crisis Global en coordinación con los comités locales y activamos un protocolo destinado a mitigar el riesgo de contagio a lo largo de toda la cadena productiva en consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de las autoridades públicas de los países donde estamos presentes. 

El protocolo establece cinco ejes:

  • Evitar la aglomeración de personas.

  • Intensificar medidas de higiene en las personas

  • Reforzar rutinas de higiene y sanitización en áreas de trabajo, espacios comunes y traslados.

  • Promover el teletrabajo en todos los casos posibles.

  • Capacitar y comunicar internamente todas las medidas y planes de acción tomadas por San Miguel.

En línea con estos ejes, algunas de las iniciativas que estamos implementado de manera proactiva en los espacios de trabajo donde operamos tienen que ver con la provisión de agua y jabón o alcohol en gel en sitios comunes específicos, como salas de reuniones, ingresos a industria o empaque y comedores para asegurar manos limpias; entrenamientos y concientización para nuestros colaboradores. En traslados, establecimos una ocupación inferior a la máxima permitida en cada micro e higienizamos de forma frecuente los vehículos.

 

Industria esencial frente a una emergencia única

Como productores de alimentos, nuestra actividad es considerada esencial en esta emergencia. Tanto las frutas frescas como los ingredientes naturales que elaboramos en San Miguel son productos elementales para mantener una dieta completa y equilibrada: fortalecen el organismo y ayudan a prevenir o a tratar enfermedades. 

Sabemos que este contexto que cambia constantemente. Por eso, en San Miguel buscamos aprender y adaptarnos rápidamente con el fin de cuidar la salud de nuestros colaboradores y de garantizar que nuestros alimentos sigan llegando a la mesa de miles de familias que los necesitan, con la calidad de siempre.