Julio 2, 2020
Novedades

La industria argentina logró exportar esta fruta al gigante asiático luego de dos décadas de negociaciones. Los cargamentos enviados por San Miguel se comercializarán en el mercado chino a través de distintos canales de venta.

 

Después de casi veinte años de negociaciones entre la Argentina y China, un cargamento con 20 pallets y un total de 24 toneladas de limón fresco de San Miguel salió del puerto de Buenos Aires con destino a Hong Kong. En los próximos días, otras 21 toneladas partirán a través de Chile, una ruta que la compañía ha utilizado anteriormente para llegar al continente asiático vía el Océano Pacífico con un menor transit-time. Una vez en suelo chino, los cargamentos serán trasladados hacia la ciudad de Guangzhou, en el sur del país.

Los limones de San Miguel, a bordo de los buques Maersk Labrea y HMM Blessing, llegarán a China a principios de agosto y luego serán comercializados a través de tres canales de venta: el mercado mayorista Jiangnan, tiendas de retail online y tiendas de té en la región de Guangzhou.

“Estas tiendas de té son muy populares en toda China, y el limón es uno de los principales ingredientes que se utilizan allí para darle sabor a la infusión. El calibre 138, un tamaño más pequeño, es el favorito en tierras chinas, ya que ocupa la medida exacta de un vaso de té”, señaló Juan Martín Hilbert, Gerente Comercial Regional para América y Asia.

 

Presencia de San Miguel en China

Si bien es la primera vez que la compañía tiene un protocolo del limón abierto a China, la presencia de San Miguel en el país asiático no es nueva: desde hace varios años exporta naranjas Navel y Valencia provenientes de Sudáfrica, así también como uvas premium Sweet Globe y mandarinas Tango de Perú. 

El arribo de los cargamentos representa una gran oportunidad para el limón tucumano que, a partir de ahora, estará disponible en uno de los mercados más grandes y competitivos del mundo. “Esperamos continuar desarrollando este nuevo destino para el limón y seguir creciendo en este mercado de altísimo potencial por su volumen y por su sofisticación de consumo”, concluyó Hilbert.